Cifuentes Vs. Carmena

En pocos meses se van a cumplir tres años de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015. Unas elecciones un tanto especiales y sobre todo diferentes a lo que estábamos habituados en el panorama político español. Por primera vez en muchos años se rompe con el bipartidismo y por primera vez en la historia de Madrid, un partido político fundado y formado por confluencias ciudadanas consigue gobernar el Ayuntamiento de Madrid, eso sí, con el apoyo incondicional del PSOE y sin pactar una sola medida para mejorar nuestra ciudad. Entraba en  juego por tanto  la “nueva política” encabezada por una exjuez con raíces muy arraigadas a la izquierda bajo un lema huir de la  “casta” para gobernar para y por los verdaderos intereses de los madrileños y sobre todo de aquellos sectores más vulnerables.

Por su parte en la Comunidad de Madrid, la irrupción de nuevos partidos como Podemos y Ciudadanos provocó la desaparición de Izquierda Unida y el final de 20 años de mayoría absoluta del Partido Popular, que aun siendo de nuevo  la opción más votada necesitaba de apoyos parlamentarios para poder formar gobierno. De esta forma y a diferencia del Ayuntamiento se negoció y se redactó un Pacto de Gobierno con Ciudanos consistente en el cumplimiento de 76 puntos muchos de los cuales coincidían de lleno con el programa electoral con el que Cifuentes concurrió a las elecciones.

Obviamente con competencias diferentes en cada administración, la alcaldesa Carmena prometió prioridad de gestión en las políticas sociales en apoyo a los sectores más desfavorecidos, y por su parte la hoja de ruta de la presidenta Cifuentes se fundamentaba principalmente en el crecimiento económico y la creación de empleo como fuente de garantía para asegurar una sanidad, educación y servicios sociales de la máxima calidad, en este sentido cabe recordar y así se constata en sus presupuestos,  que la Comunidad de Madrid destina 9 de cada 10 euros a políticas sociales.

Han pasado 32 meses, tiempo más que razonable para que los madrileños puedan hacer balance de la acción del Gobierno de Cifuentes en la Comunidad de Madrid  y de Carmena en el Ayuntamiento.

En nuestro distrito ya es posible hacer un balance de lo que ha sido la gestión de cada administración en este tiempo. Aun siendo el Ayuntamiento la administración más cercana al ciudadano y con un presupuesto propio en cada Junta Municipal  que repercute directamente sobre los vecinos, deja en evidencia a la gestión Ahora Madrid en el consistorio.

Por un lado la gran promesa de los servicios sociales convertida en decepción al ver como la dejadez y la incapacidad de ejecutar lo presupuestado deja en evidencia una gestión nefasta. Un ejemplo, lo acabamos de ver esta semana, las televisiones y periódicos se han hecho eco,  en el Centro de Día del centro de Mayores Teresa de Calcuta, uno de los ascensores estropeado hace más de un mes, y la concejal no ha hecho nada, se ha estropeado el otro ascensor y el Centro ha tenido que cerrar por primera vez en sus más de 20 años de vida por un mantenimiento nefasto que desde el Partido Popular venimos denunciando desde hace meses haciendo oídos sordos.

Si no son capaces de atender lo más básico, nuestros mayores, no nos podemos  extrañar de ver las calles más sucias y rotas que nunca, menos actividad cultural, menos actividades deportivas o no contar con infraestructuras nuevas que son necesarias para el distrito como la ampliación del polideportivo,  la construcción de nuevos equipamientos culturales o la remodelación del Barrio del Aeropuerto en donde cada mes nos dicen que ya empiezan pero no se ve nada.

La gestión de Carmena en el distrito se reduce a una teoría: “Presupuesto mucho, ejecuto poco, me obligo a reducir deuda y me vanaglorio de ello”, en consecuencia lo único que se ha hecho en los 5 barrios de Barajas es un circuito de BMX y a un parque canino sin bolsas ni papeleras, los que no tienen perro ni bicicleta poco pueden agradecer.

Por el contrario las medidas de Cifuentes  con menos posibilidad de acción sobre el distrito  y bajo la responsabilidad de gobernar para 179 municipios, han resultado tener mayor repercusión que las de Carmena, como por ejemplo el abono transporte joven que beneficia a muchos jóvenes de nuestro distrito que pueden moverse por toda la región con una tarifa plana de 20 euros, también destaca la puesta en marcha el autobús al hospital Ramón y Cajal que empieza a funcionar el 19 de marzo y que es fruto del trabajo y reivindicación vecinal. En materia de educación y en diálogo permanente con el AMPA se va a empezar este verano la ampliación del CEIP Margaret Thatcher, además de construir el pabellón deportivo del CEIP Guadalajara cuyas obras ya están adjudicadas  empiezan a ejecutarse en las próximas semanas. Además la construcción de un nuevo Instituto en el Barrio de Rejas (San Blas) va a permitir que el IES Alameda de Osuna disponga de más plazas para los vecinos del distrito. Para los vecinos del Barrio del Aeropuerto ya hay disponibles cerca de 2 millones de euros en Ayudas para la rehabilitación de viviendas que están a la espera de que el Ayuntamiento termine las gestiones oportunas que ya llevan más de 18 meses de retraso.

En definitiva son dos formas de gestionar, dos modelos de gobierno y dos maneras de atender las prioridades de los vecinos, un dato resulta elocuente; en 2011 -2015 con el PP en el Ayuntamiento en los peores años de crisis y con un presupuesto altamente restringido, en el distrito se inauguraron el Centro Polivalente y de Mayores del Barrio del Aeropuerto, un nuevo edificio para el Centro Cultural Villa de Barajas, además de remodelar la Plaza del Loreto y la zona interbloques de la Colonia Juan de la Cierva en el barrio de Timón, todo ello sin descuidar la conservación de colegios, guarderías y edificios municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Sus datos quedarán incluidos en un fichero responsabilidad del Partido Popular de Madrid, de acuerdo a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). El Partido Popular del Distrito de Barajas se reserva el derecho a limitar, total o parcialmente, el acceso de los visitantes a determinados servicios de esta web como es el de generar contenidos propios en el apartado de comentarios. El Partido Popular del Distrito de Barajas, por ello, no tiene la obligación de controlar el uso que se hace de dicho servicio, además de que tampoco existe la obligación de verificar que los datos que se han usado para dejar los comentarios sean verídicos. El Partido Popular del Distrito de Barajas no se hace responsable de la opinión de los usuarios que depositen en los comentarios, por muy distinta que pudiera ser con respecto a la de la organización. Los comentarios que no mantengan un mínimo de concordancia con la temática de la noticia o apartado publicado, pueden ser eliminados. Así mismo, no se admiten comentarios que generen suplantaciones de identidad, daños a terceros, perjuicios, publicidad, spam, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, ataques hacia otros usuarios de la web o contenidos con el único objetivo de desprestigiar, a través de insultos o difamaciones a cualquier participante en los comentarios en la web del Partido Popular del Distrito de Barajas.